933 988 025 601 368 985

Compresor de Aire

compresor-de-aire

¿Necesitas comprar un compresor de aire comprimido pero no sabes nada acerca de este tipo de maquinariaProbablemente lo único que has visto es un catálogo de compresores de aire lleno de características y datos que no sabes interpretar.

No te preocupes. En Barmalopesa nos dedicamos a la venta de compresores de aire y sabemos que son pocas las personas que tienen conocimientos de mecánica, hidráulica y neumática, por eso queremos ayudar con este artículo.

Es un tema que de primeras resulta complicado, pero te contaremos todo de tal manera que al final lo verás hasta sencillo.

En este post te vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre los compresores de aire comprimido: qué son, cómo funcionan, cuáles son sus partes, accesorios, tipos de compresores, aspectos a tener en cuenta para su mantenimiento, herramientas para compresores de aire y precios.

¿Qué es un compresor de aire y para qué sirve?

Un compresor de aire es una máquina cuya función es aumentar la presión de un gas. Lo que hace el aparato es tomar aire del propio ambiente, a presión atmosférica.

A continuación lo comprime, con lo que su presión en el interior es superior a la inicial. Este aire comprimido almacena energía cinética, que es la que se utiliza para accionar las herramientas a las que va conectado.

Los compresores de aire tienen multitud de usos, tanto domésticos como industriales. En cuanto a usos domésticos, es muy frecuente utilizar un compresor de aire portátil, relativamente pequeño, para pintar.

Los compresores de aire industriales son muy usados en el sector de de la construcción y para actividades como taladrar y atornillar, entre otras muchas.

¿Cómo funciona un compresor de aire?

Ya tienes una idea de lo que es un compresor de aire. Vamos a ver ahora cómo funciona. Para ello te aconsejamos que intentes visualizarlo. La manera más sencilla de visualizar el funcionamiento de un compresor de aire es asimilarlo a una jeringuilla.

Coge una jeringuilla y tapa el orificio pequeño. Empuja hacia dentro el émbolo. El aire no sale, por lo tanto, tendremos la misma cantidad de aire en menos espacio.

En definitiva, estamos comprimiendo aire, que es lo mismo que sucede en un compresor. ¿Entiendes ahora mejor cómo funciona un compresor de aire?

Veamos ahora el funcionamiento real. Un compresor consta de:

  • Cabezal
  • Motor 
  • Calderín 

El motor genera energía eléctrica, la cual se utiliza para comprimir el aire a una presión determinada.

El aire se toma del exterior, pasa al interior del cabezal, y allí se comprime gracias a la energía que le transmite el motor. Este aire comprimido se almacena finalmente en el calderín.

En esto consiste el funcionamiento de un compresor de aire, dicho de manera muy sencilla. Más adelante veremos que hay varios tipos de compresores y cada uno de ellos funciona de manera diferente, aunque la base es lo que acabamos de explicar.

¿Qué partes tiene o componen un compresor de aire?

Ya hemos adelantado algo sobre las partes del compresor al explicar su funcionamiento. Ahora nos meteremos más de lleno. Un compresor tiene 3 partes fundamentales que encontraremos en todos ellos: cabezal, motor y calderín.

Visto esto, vamos a describir cada una de estas partes.

Cabezal

Es como el corazón del compresor, la parte que se encarga de comprimir el aire. También se le puede llamar grupo compresor. Existen varios tipos de cabezales, pero aquí solo veremos tres: cabezal de pistón, de tornillo y coaxial.

Cabezal de pistón

Uno de los tipos más frecuentes de cabezal es el de pistón. Está formado por cilindro, pistón, biela y cigüeñal.

En este tipo de cabezales, la biela y el cigüeñal accionan un pistón para que aspire aire al interior de un cilindro.

A continuación, el pistón se mueve en dirección contraria para comprimir el aire que ha entrado.

Una vez el aire queda comprimido a la presión especificada en el aparato, se almacena en el calderín o pasa a la etapa siguiente.

Los grupos de compresores de pistón se clasifican también según su forma de trabajar. Así, pueden ser monoetapa o de doble etapa. En este último, el aire se comprime en dos etapas.

En la primera etapa alcanza una presión más baja que la total. En la segunda etapa se alcanza la presión máxima.

Además, este tipo de cabezal puede constar de uno o dos cilindros: Así tenemos:

  • Compresores monoetapa con un cilindro.
  • Compresores monoetapa con dos cilindros.
  • Compresores de doble etapa con un cilindro.
  • Compresores de doble etapa con dos cilindros.

Cabezal de tornillo

Otro tipo de cabezal bastante frecuente es el de tornillo. Consiste en dos tornillos, uno macho y otro hembra, que giran al mismo tiempo cada uno en un sentido diferente.

El aire se almacena en el espacio existente entre ambos tornillos y se va desplazando linealmente hasta la salida. Conforme se reduce el espacio entre los dos tornillos, la presión va aumentando.

Cabezal coaxial

Estos cabezales están formados por varios discos denominados rotores. Entre dos discos rotores hay otro disco llamado estator.

El dispositivo funciona de la siguiente manera: el disco rotor acelera el aire. Dicho aire llega al estator donde el aire aumenta su presión antes de pasar al siguiente disco rotor.  

Motor



En función del tipo de motor tenemos dos tipos de compresores:

  • Los compresores de aire eléctricos 
  • Motocompresores.

Los motores para compresores de aire eléctricos funcionan conectándolos a la red eléctrica y se usan mucho para trabajos domésticos de bricolaje.

Los motocompresores funcionan con gasolina o gasoil y son más usados en la industria.

También podemos distinguir entre compresor de aire monofásico o trifásico según el tipo de corriente alterna con el que funcionan.

Para compresores de potencia pequeña es más común el motor monofásico.

Calderín

Llegamos a la parte más visible del compresor. Aquí tendremos depósitos metálicos de diferentes tamaños y clasificados también por la presión que soportan.

Pueden estar colocados en:

  • Posición horizontal
  • Posición vertical

 Tienen patas y ruedas para anclarse al suelo y transportarse.

¿Qué tipos de accesorios para compresores de aire puedes comprar en nuestra tienda online?

Además de lo ya mencionado, existen muchos accesorios para compresor de aire.

Entre los muchos accesorios y repuestos para compresores de aire que encontramos, destacaremos los filtros, secadores, reguladores de presión, presostatos, manómetros, purgadores y aceites.

Filtros

La instalación de filtros a la salida del compresor es muy importante debido a las partículas en suspensión que contiene el aire comprimido.

Estas impurezas son sobre todo óxidos, agua y restos de aceite, que pueden provocar averías en la instalación donde vaya este aire tras salir del compresor.

Tenemos varios tipos de filtros. Unos son más específicos para eliminar agua y otros para eliminar partículas sólidas.

Los filtros para sólidos presentan diversos tamices de filtrado, según la pureza que queramos conseguir en el aire.

Secadores

La mejor forma de eliminar el agua presente en el aire es mediante un secador frigorífico. Lo que hace este dispositivo es bajar la temperatura del aire hasta un valor cercano a los 0ºC. Así se consigue que el agua se condense.

Un aspecto a tener en cuenta es que hay que evitar que entren sólidos al secador, con lo que el aire tiene que pasar antes por un filtro.

Reguladores de presión

El papel de la válvula reguladora de presión es muy importante. Los compresores tienen una presión de funcionamiento ideal.

Si el equipo opera a presión mayor, está trabajando innecesariamente, lo cual ocasiona mayor consumo de energía.

Presostatos

Los presostatos son también conocidos como interruptores de presión.

Es un instrumento que cierra o abre un circuito eléctrico en función de la presión de un líquido o gas.

En el caso de compresores pequeños, los presostatos sirven para arrancarlos y pararlos.

En compresores grandes, los presostatos abren o cierran los contactos para que el control central ponga el compresor en carga o descarga.

Manómetros

El manómetro sirve para medir la presión del aire en el interior.

Es muy importante su lectura para controlar el funcionamiento del compresor y su mantenimiento.<